Facebook · Twitter · 949 490 703 · 616 163 952

Anochecer en Conil

Anochecer en Conil

Novedades

Estimados amigos/as.

Nos estamos olvidando de uno de los momentos más bonitos del día. El amanecer.

Por suerte o por desgracia amanezco casi todos los días en el despacho trabajando. Y observo como empieza el día, como se mueven las hojas de los árboles con el viento de la mañana. Observo a las personas que van andando, o en vehículos, posiblemente a trabajar. O cualquier asunto importante que les ha hecho madrugar.

Deberíamos cambiar los hábitos. Somos parte de la naturaleza y ésta comienza con el amanecer. Creo que hay pocos momentos tan bonitos.

Recuerdo cuando era joven, hace tantos y tantos años e íbamos con mis padres y mis hermanas a Extremadura. Recuerdo ver amanecer camino de la sierra de Gredos, viendo el pico del moro Almanzor. Eran momentos de mariposas en el estómago. Momentos que me hacen sentir felicidad sólo con recordarlos. Mariposas, como las pestañas de mi hija Daniela, que me estarás viendo desde algún sitio. Porque creo en las energías, lo vi, lo sentí cuando te fuiste.

Somos energía, Todos. Y normalmente podemos acercarnos hacia energía negativa o positiva.

Somos los que decidimos, si queremos ver la vida de forma agradable y trasladar nuestra energía hacia esta forma de vivir o decidir que toda nuestra energía la transformaremos hacia la negatividad. Decidimos. Decidimos siempre. Que vida queremos llevar y como queremos conducir nuestro destino.

Y luego está el atardecer. El anochecer. Otro de los momentos maravillosos en el día. Junto con el amanecer. Un anochecer en la playa del Palmar en Conil, maravilloso. Recuerdo cuando bebía alguna cervecita, sentado, viendo como el sol se ponía con los colores maravillosos de éste junto al mar.

Y nuestra vida es un reflejo de la naturaleza. Los dos momentos más bonitos de nuestra vida es nuestra niñez, el amanecer y nuestra vejez, el anochecer. Cuando no tenemos obligaciones, o pocas. Cuando o nos queda todo por hacer, pero no lo sabemos, o ya lo hemos hecho todo.

Y aquí llega el problema. Cuando llega la jubilación, a veces, y en un futuro seguramente más, nos daremos cuenta de que no hemos planeado los ingresos y gastos que tendremos en una de las épocas de nuestra vida en la que sólo deberíamos DISFRUTAR. Sin trabajo, de los nietos, de los hijos, de los amigos. De ser felices. En fin.

Planeemos nuestra jubilación en términos económicos. Sepamos que podemos hacer planes que nos aseguren una vejez tranquila, agradable, pensando en ver la naturaleza, amaneciendo, anocheciendo en Conil, o Chiclana, o Madrid o Barcelona, donde queramos, pero sabiendo que hemos realizado los deberes. Que hemos conducido nuestro destino de forma positiva. Que no tenemos problemas. Nada más que vivir. Sólo eso. Daniela.

 

 

Francisco J Pérez

 

CEO SEGURDAT INVERSIONES

CEO IBERSECURITY

CEO ADCONNEXIO

Secretario Federación de Comercio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies